Virus del Tiempo, Arcturus y Alfa Centauri

NS1.32.9.8: Kin 245 Serpiente Espectral Roja

Los puros e inocentes que saben cómo mantener su luz brillando, no temen al anochecer. Incluso en la oscuridad pueden encontrar el Camino. –Trigueirinho

Recuerda que TÚ eres AMOR y eres AMADA.

Este es un buen recordatorio para todos nosotros en esta etapa particular de la transición biosfera-noosfera cuando la Nave del Tiempo Tierra está llena de miedo.

El amor es lo opuesto al miedo.

En una época en la que abunda la desinformación, podríamos preguntarnos: ¿Qué es real? ¿Cuál es la verdad?

Para ver una imagen más ampliada de los desarrollos planetarios se requiere cultivar un sentido de desapego compasivo. Tenemos que estar dispuestos a mirar todas las facetas del diamante sin juzgar, porque somos todos células en un SER MÁS GRANDE.

No importa cómo aparezcan las cosas, siempre está omnipresente una Fuerza Suprema de Inteligencia y Curación. Si bien no podemos controlar todos los eventos externos, podemos controlar en lo que estamos enfocados internamente.

Las amenazas percibidas a nuestro vehículo físico nos obligan a aclarar el propósito de nuestra vida. ¿Para qué o para quién estamos viviendo? Esta es una oportunidad para una auto indagación profunda.

Siempre ha habido fuerzas de involución y fuerzas de evolución (o lo que algunos llaman oscuridad y luz). Ahora es el momento de investigar más profundamente y comprender el guion establecido desde el principio de los tiempos, y nuestro lugar en él.

Al contemplar el simbolismo más profundo del Coronavirus, y todas las palabras clave de las muchas historias que circulan, como  cuarentena, distanciamiento social, sopa de murciélagos, armas biológicas, 5G (frecuencias armadas), así como los  componentes económicos/políticos y el miedo y el pánico que están bombardeando los medios de comunicación, sincrónicamente abrí el libro,  La Sonda de Arcturus de José Argüelles, en este párrafo:

Pero debéis aceptar las consecuencias de hacer suposiciones basadas en un único conjunto de parámetros de detección, para encontrar después que estas suposiciones no tienen relación con el otro conjunto de parámetros de detección. ¡Esto es parte de lo que os pasó en Alfa Centauri …!

¿Alfa Centauri? Esto me llamó la atención y reflexioné profundamente sobre este pasaje.

La Sonda de Arcturus continúa:

Pero más en serio, en Alfa Centauri, os enfrentasteis con las temibles legiones de vampiros de la brigada perdida de Lucifer. Lo que resulta más aterrador en estas razas de vampiros no es su capacidad para paralizar las voluntades de los demás, sino su habilidad para transmitir la cepa de Lucifer.

Me sorprendió releer esto. Observando que un vampiro es una entidad parásita que se alimenta de un huésped, al igual que un virus. Y es interesante notar que la mejor película de este año en los Oscar se llamaba Parásito. E innumerables películas de Hollywood representan un virus asesino, en particular en las películas Contagio y La Cepa, donde un parásito agresivo infecta la ciudad de Nueva York y convierte a las personas en vampiros.

La Sonda de Arcturus define la cepa de Lucifer como un virus que priva a la memoria genéticamente debilitante. Continúa afirmando que la clave para superar el virus y volver a nuestra codificación original solo puede ocurrir después de que hayamos descifrado el complot de Lucifer.

Reflexioné que este “complot” o línea de tiempo busca dividirnos como personas y se alimenta de emociones como el miedo, la ira y el odio. Cuando llegamos plenamente al momento presente, el miedo no puede existir. En el momento presente, solo existe DIOS.

También señalo que la película Avatar tiene lugar en el año 2154 en Pandora, una exuberante luna boscosa orbitando a Polifemo en el Sistema Estelar Alfa Centauri.   Pandora no es habitable para los humanos, por lo que uno debe ser diseñado genéticamente para ingresar a un cuerpo “Na’vi”, que es operado desde el cerebro de un humano controlado a distancia.

Sexo, Muerte, Poder, Dinero

De acuerdo con la Ley del Tiempo, el desvelamiento de la trama de Lucifer está codificado en la purificación de cuatro planetas perdidos: Maldek, Marte, Júpiter y Saturno.

Maldek (delitos sexuales), Marte (cultos de miedo a la muerte), Júpiter (falsa luz/poder abusado), Saturno (sistema monetario corrupto). Estos son los temas clave que los medios emiten continuamente todos los días. Pero estos cuatro planetas y atributos son simplemente un modelo en nuestro sistema solar de un patrón que se ha repetido en otros sistemas mundiales.

 

La Sonda Arcturus presenta a la Federación Galáctica, quien hace la pregunta: ¿Cómo frenar la energía Luciferina sin abusar del libre albedrío? La solución a la que llegaron fue “la cuarentena”, en el extremo más alejado del sector Velatropa.

El libro de Urantia también destaca una trama similar. Muestra que nuestro sistema de Satania y nuestro planeta, Urantia, han estado en cuarentena desde el estallido de la rebelión de Lucifer.

La Sonda Arcturus dice:

Lo que había comenzado como una Sonda para divulgar nuestro amor, como lo pensamos, en todo el sector Velatropa, se había convertido en un dilema y un desafío que ninguno de nosotros había previsto. Nuestras formas de esporas originales, previendo la temida cepa Lucifer, ahora tuvimos que idear nuevos materiales genéticos y patrones que se ajustasen a nuestros holones de la cuarta dimensión.

Si uno relee La Sonda de Arcturus, encontrará gran parte del guion actual allí. Fue escrito como contexto para los códigos del Encantamiento del Sueño como una herramienta de recuperación de la memoria cósmica a la que se puede acceder diariamente a través del calendario/Sincronario de 13 Lunas.

Ahora nos encontramos en un momento en el que los péndulos de involución y evolución están inclinándose salvajemente de un lado a otro, de un lado a otro. Cuando llega al final de su oscilación, aparece un breve instante de energía potencial pura cuando el péndulo está inmóvil. Todo queda en silencio. Entonces ocurre la GRAN RECONEXIÓN de todas las Células de la Totalidad de retorno a la Fuente. Una reconfiguración. Una Transfiguración. UNA RESURRECCIÓN PLANETARIA.

Este es el ojo de la aguja, la puerta estrecha que conduce al Absoluto. Lo Absoluto es el punto de Convergencia de todas las totalidades. Las matrices de distorsión se borran y emerge un Patrón de Vida completamente nuevo.

No te rindas. Se Valiente. Sostén la Luz.

Y por favor vea este gran artículo: El coronavirus contiene su propia medicina, por Paul Levy, Mago Cristal.

Obra citada en PDF, comprimida en ZIP: :

La Sonda de Arcturus: Relatos e Informes de una Investigación en Curso

FUENTE (idioma inglés):  

Bitacora 4D Xochipilli :

 

El coronavirus contiene su propia medicina.

EL CORONAVIRUS CONTIENE SU PROPIA MEDICINA

Nunca hemos vivido en tiempos más inciertos. Claramente ha habido algo fuera de control en nuestro mundo desde que cualquiera de nosotros puede recordar, pero hasta la aparición de la pandemia de coronavirus, muchos de nosotros aún podíamos permitir negarnos, mirar hacia otro lado, evitando lo que está cada vez más insistentemente mirándonos a la cara. La mayoría de nosotros hemos estado viviendo la vida de una manera normal, fingiendo, como jugando un juego de fantasía, que todo está bien, muchas gracias. Cualquiera que piense lo contrario es etiquetado como loco, un teórico de la conspiración, demasiado paranoico o marginado de cualquier otra manera.

En los términos más simplistas, nuestro mundo ha estado desequilibrado y hemos estado ignorando sus mensajes, lo que, al igual que un sueño recurrente, sirve para garantizar que sus mensajes se amplifiquen y sean más difíciles de ignorar hasta que alcanzan niveles catastróficos. Como si se levantara el velo, la pandemia del coronavirus ha demostrado, en términos inequívocos, cuán delgadas y endebles son las paredes entre un mundo aparentemente bien ordenado y predecible y un caos total. Las formas inconscientes en que hemos estado viviendo, así como nuestras ilusiones, se han vuelto insostenibles y se están desmoronando a gran velocidad. El significado de la palabra “catástrofe” en griego antiguo es “un punto de inflexión”. Hemos alcanzado un punto de transformación necesaria en la evolución de nuestra especie.

Un espectro invisible en el campo, el coronavirus está creando estragos en nuestro mundo, perturbando las actividades usuales mientras se expande, tanto en nuestro mundo como en nuestras psiquis, a lo largo de todo el globo. Para citar al doctor del alma C.G. Jung, “Todo podría quedar intacto si la nueva manera no demandase ser descubierta, y si así no fuera, visitaría a la humanidad con todas las plagas de Egipto hasta que finalmente sea descubierta”. El coronavirus se puede imaginar como una plaga de Egipto moderna. Es una revelación viva que se muere por mostrarnos algo sobre quiénes somos y nuestro lugar en el universo. Lo que está revelando es crucialmente importante para nosotros conocerlo. Nuestra supervivencia depende de recibir su mensaje.

Se necesitaría algo verdaderamente radical, por ejemplo, dejando volar la imaginación salvajemente, una invasión de extraterrestres malvados desde el espacio exterior, para sacar a la humanidad de nuestro hechizo colectivo de pensar que estamos separados el uno del otro para inspirarnos a unir fuerzas los unos con los otros (incluidos los adversarios) para poder lidiar con éxito con una amenaza existencial colectiva a nuestra propia supervivencia. Es una idea arquetípica que las fuerzas que harían el mal terminan invariablemente catalizando un bien mayor. Independientemente de su origen, el coronavirus puede concebirse como la forma novedosa que las fuerzas de la enfermedad y la destrucción están tomando sin saberlo para cumplir la función de ayudar a nuestra especie a reconocer nuestra interconexión entre nosotros y con toda la vida.

Literalmente dependemos unos de otros para nuestro propio bienestar y supervivencia. Cuando se lo ve como un símbolo de sueño cargado de un mensaje, el coronavirus nos revela que en lugar de luchar entre nosotros, podemos reconocer la verdad indiscutible: todos estamos del mismo lado. Podemos unirnos como uno para vencer a nuestro enemigo común, que en un nivel es el coronavirus, pero en un nivel más profundo es nuestra ignorancia de nuestra conexión entre nosotros. En otras palabras, el coronavirus es la medicina que puede ayudarnos a superarnos y darnos cuenta de que la tarea más vital y urgente para la humanidad es ver a través de lo que Einstein llama un “engaño óptico de la conciencia”: la ilusión del ser separado.

Uno de los principales síntomas del coronavirus es que induce miedo, que se sabe que debilita el sistema inmunitario, permitiendo por lo tanto que el virus se propague más fácilmente. Cuando el miedo se moviliza colectivamente, debido a su naturaleza psíquicamente contagiosa, adquiere una vida aparentemente autónoma e independiente, alimentando el pánico masivo que fácilmente se convierte en una psicosis colectiva. Ver a través de la ilusión del ser separado es al mismo tiempo eliminar el poder que el miedo tiene sobre nosotros (así como también empoderarnos a nosotros mismos), porque la experiencia de separación y el miedo (del “otro”) co-surgen mutuamente reforzándose recíprocamente uno a otro. La compasión genuina (que fortalece el sistema inmune) es el resultado de esta realización.

Sin embargo, es de suma importancia que el coronavirus sea un fenómeno cuántico, ya que contiene en sí mismo el veneno que crea la muerte así también como su propia medicina. Codificado en el virus está su propia vacuna: como células conectadas de forma interdependiente en un organismo vivo más grande, el coronavirus nos exige a cada uno de nosotros que nos demos cuenta de cómo podemos cooperar sinérgicamente para resistir y superar su invasión. Aunque en sí mismo muta continuamente, cuando no queda otra, el coronavirus nos obliga a mutar, a expandir nuestra conciencia, o sino…! Como tal, el coronavirus es un poderoso catalizador para la evolución humana. La forma en que esta pandemia se manifeste en última instancia depende, en un verdadero estilo cuántico, potencialmente de si reconocemos o no lo que nos revela sobre nosotros mismos.

Claramente, todavía no hemos sido capaces, como especie, de ver a través de la ilusión aparentemente insoluble y persistente del yo separado y de reconocer nuestra interdependencia colectiva. Visto como un fenómeno de sueño, hemos soñado colectivamente una pandemia global, una plaga de Egipto moderna, una invasión de un microbio aparentemente extraño del cual nadie es inmune para ayudarnos a disipar la ilusión primaria del yo separado y ayúdanos a enfrentar la realidad de quienes somos en el gran esquema de las cosas. Como nos recuerda Jung, una “nueva forma”, que compara con una vena no descubierta que vive dentro del gran cuerpo político de la humanidad que nos conecta a todos, exige ser descubierta. Seremos cómplices de crear una tragedia de proporciones históricas si perdemos la oportunidad oculta y dorada que está codificada dentro de la pandemia de coronavirus. El coronavirus nos está ayudando a darnos cuenta de quiénes somos unos con respecto a otros, una familia humana, inspirándonos a unirnos como uno. Este es el regalo oculto dentro de la enfermedad que no solo nos ayuda a sanar la enfermedad, sino que también nos cura a nosotros.

~ Paul Levy, Mago Cristal.

Sobre el Autor

Pionero en el campo del surgimiento espiritual, Paul Levy es un sanador herido en la práctica privada, ayudando a otros que también están despertando a la naturaleza onírica de la realidad. Entre sus libros están “The Quantum Revelation: A Radical Synthesis of Science and Spirituality” (SelectBooks, May 2018) y “Dispelling Wetiko: Breaking the Curse of Evil” (North Atlantic Books, 2013). Es el fundador de la Comunidad “Despertando en el Sueño” en Portland, Oregon. Como artista, está profundamente inmerso en el trabajo de CG Jung, y ha sido un practicante budista tibetano durante más de 35 años. Fue coordinador del Centro Budista Portland PadmaSambhava durante más de veinte años. Visite el sitio web de Paul www.awakeninthedream.com . Su correo es paul@awakeninthedream.com ; él espera tus reflexiones.

 

FUENTE (idioma inglés)

*******************************************************************

13:20 : CAMBIO  : FRECUENCIA
Cruzando el Puente del Tiempo – por La Reina Roja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .