Las Crónicas del Planeta Arte

 

Epílogo original “Las Crónicas del Planeta Arte”, lanzado en 1996 por José Argüelles a través de la Red de Arte Planetario. Este hermoso Capítulo es una de las pocas autobiografías de José Argüelles / Valum Votan

Las Crónicas del Planeta Arte. La fabricación del Quinto Anillo

Hace casi dieciséis años, conocí a una mujer hermosa , que todavía tenía treinta y tantos años, exactamente cuando necesitaba conocerla. Ni siquiera parece correcto decir que la conocí, porque eso supone demasiado control de mi parte, pero así fue. Digamos que nos unimos como debíamos y que mi vida nunca volvería a ser la misma .

Acababa de cumplir 42 años, y era un profesor de historia del arte con poca movilidad que acababa de terminar con un matrimonio de trece años, destruido por lo que parecía ser mi desesperado alcoholismo . Sin embargo, mi poder interior era fuerte, y también lo era mi orientación. Tan pronto como llegué a un acuerdo resuelto con esa terrible adicción en una cabaña abandonada ubicada en un centro de retiro de meditación en las altas montañas de Colorado, entonces ella estaba allí, inseparable de lo que parece ahora mi estado de vigilia recién despierto.

El amor vino de repente, como a menudo. Sin embargo, queriendo asegurarme de mi sobriedad, esperé medio año más o menos antes de saber que debería vivir con esta mujer, Lloydine Burris Mecklenburg . Fue en algún momento alrededor del Día de Hiroshima, 1981 (AH 36) que nos convertimos en compañeras compartiendo la misma cama y partiendo el pan juntos.

Mi carrera como historiador del arte había abarcado toda una gama de entornos de enseñanza, desde la Ivy League, hasta las súper escuelas de California, desde universidades experimentales y escuelas de arte, hasta campus urbanos de alta tecnología, como la Universidad de Colorado, Denver, donde estuve ganándome la vida. La razón de mi carrera llena de altibajos fue de mi propia creación. Mi motivo no era convertirme en alguien en el mundo de la historia del arte, de todos modos eso era imposible. No, mi intención en la enseñanza era únicamente aprender por mí mismo, mientras impartía a mis alumnos una inspiración que podría llevarlos más allá del murmullo de sus vidas cada vez más tecnologizadas. De un profundo impulso dentro de mí, necesitaba aprender todo lo que se podía aprender sobre el arte y la cultura de todas las civilizaciones del pasado y el presente, de todas las personas, remotas y cercanas, en todas sus formas y estilos de ser. De esta manera, enseñé todo lo que pude e incluso ideé nuevos cursos cuando lo necesitaba.

Cuando Lloydine llegó a mi vida, estaba completando mi carrera, impartiendo cursos de Arte Islámico, Arte Cristiano Medieval y el Arte de Japón, entre otros, mientras que una carrera a media jornada como crítico de arte mantuvo en mi el pulso en los diversos sucesos en el arte contemporáneo. Ya había comenzado a formular algunas conclusiones, la más destacada es que los humanos son una característica geológica de la Tierra, cuyo propósito es el “arte”. El arte es un verbo, y al igual que las plantas florecen, los humanos son arte.

Para demostrar aún más a mí mismo lo que quise decir, inspirado por el amor de mi alma gemela recién descubierta, Lloydine, creé grandes collages que intercalaron escenas de la historia geológica y los eventos de la Tierra con ramos aleatorios de belleza creada humanamente. Llamé a esta serie de collages, la “Serie del Planeta Arte “. Estas obras de arte se basaron en una pieza crítica de arte que había escrito en 1980, titulada “Informe del Planeta Arte para los terrícolas desesperados del pasado”.

Poco después de mudarme con Lloydine, un amigo en común, John Steinbeck, conversador empedernido e hijo del conocido escritor estadounidense, me sugirió algo encantador. “José”, dijo mientras tomaba un café una tarde a principios de septiembre de 1981, “deja de hacer todas estas teorías abstractas”. Hazlo real. Escribe una novela sobre un planeta del arte. ¿Ficción? ¿Una novela? Bueno, eso era algo en lo que pensar. Y no me llevó mucho tiempo pensarlo. Porque antes de darme cuenta estaba pensándolo.

A los pocos días, acepté el desafío de mi amigo. Prácticamente todas las mañanas, durante unos tres meses, me desperté a eso de las cuatro de la mañana y bajé las escaleras hacia el pequeño comedor del condominio que había convertido en mi “scriptorium”. Sin pensarlo, sentado en una vieja máquina de escribir mecánica, escuché las voces… Siempre estuvieron ahí. Voces de otro lugar, un tiempo futuro, un mundo paralelo. Me sorprendía cada día cuando leía a Lloydine lo que habían dicho las voces.

Sin previo aviso, Lloydine y yo fuimos transportados a este mundo mágico que se estaba creando dentro de nuestras vidas. Caminando por las montañas, no pudimos distinguir entre nuestras vidas y las vidas que nos viven desde esta historia ahora encantada que se desarrolla a diario. Llegamos a conocer esta historia como nuestra sangre. Fue entonces, y todavía es ahora, nuestro guión de vida. ¿De dónde vino? A veces pensé que era John Lennon quien quería que escribiera esto, ya que su trágica muerte había ocurrido justo antes de que Lloydine y yo nos conociéramos, y los dos estábamos muy impactados por ello.

Nunca antes había escrito algo así, tan puro y claro. El texto apenas fue editado. Su forma actual es prácticamente su forma original. Lloydine volvió a escribir fielmente el original en una vieja máquina de escribir IBM Electric. Al principio de su escritura, la voz de Arcturus vino a mí . Entonces no sabía nada sobre Arcturus. Pero era definitivo y seguro que todo provenía de Arcturus. Tampoco sabía cuál sería la conclusión de la historia cuando comencé a escribirla.

Página 162 – Epílogo del autor

LIBRO en PDF en ingles : 

En proceso de Traducción :

NS.1.32.3.10 KIN 79

2 comentarios

  1. Rosa María Baridón · octubre 1

    QUIERO SABER MAS SOBRE TODO ESTO ME PARECE MARAVILLOSO , PERO NO ENTIENDO , SOY DE ROSARIO Argentina¿ hay algún grupo en mi ciudad para poder reunirme y crecer en esta espiritualidad ? yo veo los videos de una mujer que se llama Alejandra DiP, creo que es de CAMPANA Argentina, ella da muchos informes del calendario MAYA SOBRE LA SITUACIÓN QUE VIVIMOS LOS ARGENTINOS Y SE ESTÁ CUMPLIENDO COMO ELLA NOS DICE SEGUN SU ASTROLOGÍA . Me gustaria aprender, antes yo sabía que tenía según mi fecha de nacimiento. Creo que tenía un KIN ,UN NÚMERO CON OTRAS COSAS QUE ELLA MENCIONA ,. ¿¿¿COMO PUEDO AMPLIAR MIS CONOCIMIENTOS ??? yo estoy recibiendo de estudes ,pero igual les envío mi correo es rosamariaargentina@hotmail.com .Gracias . Rosa María de Rosario Argentina.

    Le gusta a 1 persona

  2. hanna hemmink · octubre 6

    Querida Rosa Maria, creo que yá has podido connectar otra vez con el RED Planetaria de los Kines.. Ya qué has encuentrado este puerta de communicación. Por el Epilogo de Valum Votan, en honor de Bolon Ik, su graciosa esposa, y inspiradora, y mucho más, (todo es in el texto): Gracias. Ella fué Numero Uno in su vida de hombre major, y juntos representaron la Union Mystica de los Amantes Archetypales, creo… algun más?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .